La Asociación : Comunicaciones APM
27 septiembre 2007: nota informativa sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial
 
 

Queridos compañeros y amigos, os ruego encarecidamente que con la mayor rapidez y diligencia trasladéis el contenido de la siguiente información al grueso de asociados dependientes de la sección que tenéis el honor de presidir. Se trata con ello de dar cuenta puntual y detallada de lo acontecido esta misma mañana en la reunión que la Asociación Profesional de la Magistratura ha celebrado con representantes de diversos grupos parlamentarios para tratar de la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

A la reunión, iniciada a las 10:00 horas, han acudido representantes del PSOE (D. Diego López Garrido), del PP (D. Eduardo Zaplana), de IU (Dª Isaura Navarro), del PNV (D. Emilio Olabarría), de CIU (D. José Sánchez i Llibre) y de EA (Dª Begoña Lasagabaster), compareciendo por la APM su Presidente y su Portavoz.

En primer lugar han tomado la palabra, siguiendo el orden resultante de su presencia parlamentaria, los representantes de los diversos grupos, que han planteado aquellas cuestiones consideradas a su juicio de interés y trascendencia de cara a la renovación del órgano de gobierno (qué concepción tenemos del órgano, qué podemos decir del perfil de nuestros candidatos, cuál creemos que debe ser el papel de los jueces en la renovación, cómo se puede acabar con la imagen de politización que parece dar el órgano o cuál es a nuestro juicio el mejor sistema para acceder a la judicatura)  y ello con la intención de conocer el parecer de nuestra Asociación al respecto.

A continuación le ha correspondido el turno a nuestro Presidente que ha desenvuelto un discurso de naturaleza general, pero que en realidad venía a dar respuesta, cuando menos de forma implícita, si no a todas las cuestiones planteadas, sí a la mayor parte de ellas.

Por resumiros de la forma más fidedigna posible lo manifestado por nuestro Presidente, os enumero las principales cuestiones tratadas:

1º.- Cumpliendo con lo que exigen los cánones de elemental cortesía institucional, lo primero que se ha hecho es agradecer la invitación, destacando la voluntad siempre demostrada por nuestra Asociación de cooperar y contribuir de la forma más eficaz y con la mayor lealtad con los demás poderes del Estado y con cuantas instituciones han considerado pertinente recabar nuestra opinión o solicitar nuestro parecer. Comparecíamos, y así se ha manifestado también, con la esperanza de que nuestras reflexiones pudiesen contribuir a desbloquear la actual situación de parálisis a la que se está viendo sometida la renovación del órgano.

2º.- Acto seguido se ha manifestado que las asociaciones y por lo tanto también la nuestra habían cumplido estrictamente y en plazo con el cometido que la legislación actualmente en vigor les encomienda en el proceso de renovación, pendiente tan sólo de que las cámaras a través de sus componentes cumplieran con el suyo, siendo por consiguiente atribuible la demora, única y exclusivamente, a los diferentes grupos parlamentarios, responsables en solitario de una dilación superior a la que cabría admitir o tolerar como razonable.

3º.- A continuación se ha destacado el perjuicio grave e injustificable que a la imagen confiable y al crédito que ha de ostentar el órgano de gobierno del Poder Judicial se le estaba causando con la demora, viéndose afectada por añadidura la legitimación como tal del Poder Judicial y de todos y cada uno de los Jueces y Magistrados que lo integran y encarnan.

4º.- Se ha puesto el acento de seguido en lo que a nuestro juicio es causa principal del problema: el actual modelo de designación de vocales, que fomenta, por la aplicación en el ámbito del Poder Judicial de la lógica de partidos, legítima en otros terrenos, una imagen de politización en los vocales designados y por traslación, al expandirse su supuesta contaminación, de cuantos Jueces y Magistrados son nombrados por ellos para ocupar determinados destinos.

5º.- Como paso primero y principal para intentar solucionar o paliar el problema se ha propuesto el retorno al modelo de designación original, en realidad, el más ajustado y acomodado al espíritu y finalidad perseguida por el precepto constitucional (artículo 122).

6º.- Se ha puesto especial énfasis a la hora de destacar los principios que iluminan y vertebran nuestra Asociación: profesionalidad, independencia, imparcialidad, neutralidad política, desvinculación partidaria y actuación guiada e inspirada, siempre y en todo caso, por exclusivos y estrictos criterios profesionales y de legalidad.

7º.- Se ha reivindicado nuestro modelo de Juez, plena y totalmente constitucional, y nuestro compromiso profesional, legal y ético como Jueces con la defensa convencida del marco constitucional y el ejercicio de nuestra función con pleno sometimiento y acatamiento de la Ley como expresión de la voluntad popular.

8º.-Se ha desaconsejado, precisamente por eso, la presencia en el Consejo de personas carentes de aptitud para desarrollar la función de gobierno con altura institucional y lealtad constitucional, poniendo de manifiesto la idoneidad, capacidad e incuestionable mérito de todos y cada uno de nuestros candidatos.

9º.- Se ha defendido, en lo que concierne a los 12 vocales de extracción judicial, la inexcusable necesidad de que a la APM se le asignen seis, por ser éste el número que se corresponde con su grado de implantación, atendida su cifra de asociados, en el seno de la Carrera Judicial.

10º.- Y, finalmente, se ha solicitado respeto y reconocimiento a los actuales vocales del órgano de gobierno que, aunque en funciones, siguen desarrollando sus tareas de forma absolutamente legal y con plena legitimidad democrática.

Esto es lo que resume lo manifestado en el día de hoy por nuestro Presidente, D. José Ramón Ferrándiz Gabriel, si bien, como ya estaréis suponiendo, con mucha más altura intelectual, argumental y dialéctica.

Un fuerte abrazo para todos.

Antonio García Martínez (Portavoz Nacional de la APM).

   

Registro SugerenciasMapa web Mapa web Contacto